Novena de Rendición a Jesús

“Oh Jesús, me rindo ante Ti, cuida de todo”

jesus

+En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo Amén.+

Padre Nuestro. Ave María. Gloria.

Día 1

“¿Por qué os preocupáis? Dejadme a Mí el cuidado de todos vuestros asuntos y estaréis en paz. En verdad os digo que todo acto de ciega y verdadera rendición a Mí produce el efecto deseado y resuelve todas las situaciones más difíciles.

“Oh Jesús, me rindo ante Ti, cuida de todo” (10 veces)

“Madre, soy todo tuyo ahora y por siempre. A través de Ti y contigo, siempre quiero pertenecer totalmente a Jesús”. Amén.


Día 2

“Rendirse no significa preocuparse, estar triste o perder la esperanza. Tampoco significa estar nervioso y pensar en las consecuencias de lo que te preocupa.
Rendirse significa cerrar los ojos del alma plácidamente, rechazar los pensamientos de preocupación y abandonarte a Mi cuidado, para que sea Yo el único que actúe.”

“Oh Jesús, me rindo ante Ti, cuida de todo” (10 veces)

“Madre, soy todo tuyo ahora y por siempre. A través de Ti y contigo, siempre quiero pertenecer totalmente a Jesús”. Amén.


Día 3

“¡Cuántas cosas hago cuando el alma tan necesitada en lo espiritual y material se vuelve hacía Mí, Me mira y Me dice: “Ocúpate Tu”, y después cierra sus ojos y descansa.
En medio del dolor rezas y Me pides que actúe; pero que actúe de tal forma que tú quieras. No sois enfermos pidiendo al médico que os cure; sois enfermos diciendo al médico lo que debe hacer. No actuéis así.
Rezad como Yo os he enseñado en el Padre Nuestro: “Santificado sea Tu Nombre”; esto es, que sea Glorificado en mi necesidad.
“Venga a nosotros Tu Reino”; esto es, que todo lo que hay dentro de nosotros y en el mundo sea en concordancia con Tu Reino. “Hágase Tu Voluntad así en la tierra como en el Cielo”; esto es, en nuestra necesidad decide lo que sea mejor para nuestra vida ahora y en la Eternidad. Si Me dices de corazón: “Hágase Tu Voluntad” Esto es lo mismo que decir: “Tú te ocupas”. Entonces Yo intervendré con toda Mi Omnipotencia y resolveré las situaciones más difíciles.”

“Oh Jesús, me rindo ante Ti, cuida de todo” (10 veces)

“Madre, soy todo tuyo ahora y por siempre. A través de Ti y contigo, siempre quiero pertenecer totalmente a Jesús”. Amén.


Día 4

“¿Ves que el mal crece en vez de debilitarse? No te preocupes. Cierra los ojos y dime con fe: “Hágase Tu Voluntad. Ocúpate Tú”. Te Digo que Yo Me ocuparé y que intervendré como el médico y realizaré milagros cuando sea necesario.
¿Observas que la persona enferma está empeorando? No te desanimes, cierra los ojos y di: “Tú te ocupas de esta situación”. Te digo que Yo Me ocuparé y que no hay medicina más poderosa que Mi Intervención Amorosa. Te Prometo esto por Mi Amor.

“Oh Jesús, me rindo ante Ti, cuida de todo” (10 veces)

“Madre, soy todo tuyo ahora y por siempre. A través de Ti y contigo, siempre quiero pertenecer totalmente a Jesús”. Amén.


Día 5

“Cuando tenga que llevarte por un camino diferente al que ves, te prepararé y te llevaré en Mis Brazos a la otra orilla; estarás como los niños que se quedan dormidos en los brazos de su madre.”
Lo que más daño te hace es tu razón, tus pensamientos, tu preocupación y tu deseo de solucionar por ti mismo lo que te aflige.”

“Oh Jesús, me rindo ante Ti, cuida de todo” (10 veces)

“Madre, soy todo tuyo ahora y por siempre. A través de Ti y contigo, siempre quiero pertenecer totalmente a Jesús”. Amén.


Día 6

“Estás intranquilo, quieres juzgarlo todo. Tú te rindes ante la fuerza humana, o peor, ante los mismos hombres, confiando en su intervención: esto obstaculiza Mi Acción. “¡Cuánto deseo que te rindas ante Mí para poder ayudarte!”
¡Cuánto Sufro cuando te veo tan inquieto! Satanás intenta hacer justo esto: inquietarte, alejarte de Mi Protección y lanzarte a las garras de la iniciativa humana!
Confía sólo en Mí, ríndete ante Mí en todo.”

“Oh Jesús, me rindo ante Ti, cuida de todo” (10 veces)

“Madre, soy todo tuyo ahora y por siempre. A través de Ti y contigo, siempre quiero pertenecer totalmente a Jesús”. Amén.


Día 7

“Yo Hago Milagros en proporción a vuestra rendición ante Mí y en la medida que no pensáis en vosotros mismos. Yo derramo gracias extraordinarias cuando estáis en la más profunda pobreza. Nadie racional, ningún pensador, ha obrado milagros jamás, ni siquiera entre los santos. Dios realiza su trabajo divino en aquel que se rinde ante Él. Así que no pienses más en ello. Para vosotros es difícil ver el mal y a la vez confiar en Mí y no pensar en vosotros.
Confiad en Mí siempre y veréis increíbles milagros en el silencio. Yo cuidaré de todo. Te lo prometo.

“Oh Jesús, me rindo ante Ti, cuida de todo” (10 veces)

“Madre, soy todo tuyo ahora y por siempre. A través de Ti y contigo, siempre quiero pertenecer totalmente a Jesús”. Amén.


Día 8

“Cierra los ojos y déjate llevar por la corriente de Mi Gracia. Cierra los ojos y no pienses en el presente. Aparta tus pensamientos del futuro, de la misma manera que lo harías de la tentación.
Descansa en Mí, confía en Mi Bondad y te prometo por Mi Amor que si me dices: “Tú te ocupas”, Yo lo haré, te consolaré, te liberaré, te guiaré.”

“Oh Jesús, me rindo ante Ti, cuida de todo” (10 veces)

“Madre, soy todo tuyo ahora y por siempre. A través de Ti y contigo, siempre quiero pertenecer totalmente a Jesús”. Amén.


Día 9

Ora siempre dispuesto a rendirte; así recibirás una inmensa paz y una gran recompensa, hasta cuando yo te conceda la gracia de la inmolación, arrepentimiento y amor. ¿Qué importa entonces el sufrimiento?, ¿Te parece imposible para ti? Cierra los ojos y di con toda tu alma: “JESÚS OCÚPATE TÚ”. No tengas miedo, Yo me ocuparé de todo y tu bendecirás Mi Nombre humillándote.
Mil oraciones no pueden igualarse a un solo acto de rendirse ante Mí. No lo olvides. No hay novena más eficaz que esta.

“Oh Jesús, me rindo ante Ti, cuida de todo” (10 veces)

“Madre, soy todo tuyo ahora y por siempre. A través de Ti y contigo, siempre quiero pertenecer totalmente a Jesús”. Amén.

+             +            +

Para descargar esta novena, presiona Aquí.